Pautas para mejorar la autoconfianza en el pádel.



            El punto más importante que debe comprender un jugador de pádel es que para rendir todo su potencial, tiene que aprender a controlar su confianza. ¿Qué significa tener confianza en uno mismo? La confianza es el sentimiento de que puedes jugar bien y ganar cuando debes hacerlo. La auténtica confianza en uno mismo es siempre una emoción fuerte, positiva y eficaz.

            Cuando entramos en la pista, podemos hacerlo temerosos, con miedos, sin seguridad en nuestro juego, en definitiva, con muchas dudas. Sin embargo, podemos cambiarlo, podemos mostrar una imagen positiva, una actitud ganador y una mentalidad agresiva. ¿Cómo puede el jugador de pádel controlar la confianza en nosotros mismos? ¿Cómo mejorar nuestra autoconfianza?



              Para mejorar nuestra autoconfianza basta con practicar durante los entrenamientos una serie de sencillas pautas que ayudará al jugador de pádel a coger confianza en sí mismo y, a su vez, transmitírsela a su compañero de pádel. No olvidemos que el pádel es un deporte de equipo, donde dos jugadores tienen que mostrarse confiados consigo mismos y con su compañero o compañera.




            Las pautas a seguir son:

1.     Márcate un tipo adecuado de metas en los partidos (tácticas, técnicas y mentales). La clave es marcarse metas, tanto en los entrenamientos como en los partidos, que sean razonablemente posibles de alcanzar. Por ejemplo, mejorar el porcentaje de saques, aumentar el número de golpes ganadores, aplicar aspectos tácticos de ataque y defensa, etc.

2.     Es preferible que te marques objetivos sobre tu actuación en vez de sobre los resultados. Las metas sobre la actuación se pueden controlar, las de resultados, no. Los objetivos típicos de resultados son ganar el torneo; ganar el partido; llegar a los cuartos de final; no sufrir nunca una derrota desagradable, etc. Los objetivos típicos de actuación son dar el 100 por ciento del esfuerzo; tener una buena actitud; aparecer fuerte y confiado en los momentos difíciles; atacar en bolas cortas; jugar preferentemente golpes cruzados y subir a la red.

3.     Márcate metas realistas no fantásticas. No confundas aquello que realmente es con lo que te gustaría ser. Sólo porque una vez ganaste un torneo de pádel o derrotaste a alguien importante, no significa que estés marcado para el éxito. Las metas fantásticas conducen, en general, al derrumbamiento de la confianza. Ir paso a paso, siendo conscientes de nuestra preparación y nivel de juego.


4.     Fíjate metas específicas mejor que objetivos generales. Dar lo mejor de uno mismo es un ejemplo de meta de rendimiento general. El problema con este objetivo es su vaguedad. Cuanto más específicos y cuantificables sean tus objetivos sobre tu actuación, mejor. Existen algunos ejemplos: alcanzar la bola en los entrenamientos antes de que bote dos veces; lograr un porcentaje de primeros servicios de, como mínimo, un 70 por ciento en este partido; tomarse un mínimo de 16 a 18 segundos entre puntos; golpear como mínimo cuatro bolas cruzadas por cada golpe descendente durante el peloteo desde la línea de saque; emplear tan sólo palabras positivas durante los 20 primeros minutos de entrenamiento en el día de hoy, etc.

5.     Consigue que las metas a corto plazo sean más importantes que aquéllas a largo plazo. Aunque son importantes las metas a largo plazo, para ser un buen jugador de pádel,las de corto plazo son las que proporcionan oportunidades de éxito para mantenerte avanzando. Los objetivos a corto plazo proporcionan de inmediato un punto y una dirección para tus esfuerzos.

6.     Encuentra el éxito en tus derrotas. Si la derrota equivale al fracaso, nunca ganarás la batalla de la confianza. Tu lema debe ser siempre “GANE O PIERDA, HE DADO OTRO PASO HACIA DELANTE”. Tienes que aprender mucho más de una derrota que de una victoria. Cuando te marques las metas de forma apropiada, tu confianza podrá seguir creciendo, con independencia del resultado de tus partidos.

      Todos tenemos en mente a jugadores cuya confianza en sí mismos han hecho que alcanzasen metas muy importante. En el mundo del tenis, Rafa Nadal es el “icono” español que representa la autoconfianza de un ganador.





       Y recuerda… ¡¡DIVIÉRTETE SIEMPRE JUGANDO AL PÁDEL…!!


Fran Cintado

Profesor de EE.SS. (Intervención Sociocomunitaria). Monitor Nacional de Tenis. Psicólogo deportivo especializado en Tenis y Pádel. Especialista en Entrenamiento Mental en Escuelas Alta Competición Pádel. Editor del Blog de Adidas Pádel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *