EL DECÁLOGO DE LA VOLUNTAD.

1979216_10201907778277636_5801126113091342881_o-copia

 

  1. FORMULA TUS PROPÓSITOS DE FORMA POSITIVA y NO utilices expresiones como “lo intentaré”, “trataré” o “haré lo posible”. Di sencillamente: “Lo hago ahora”, sin más dilaciones, porque sé que es algo que me conviene (Acumula todas las razones a favor del logro del objetivo y refléjalo por escrito).
  2. FÍJATE OBJETIVOS MEDIBLES, OBSERVABLES. Haz un registro gráfico de los logros obtenidos (autobservación), y que otras personas ante las cuales has hecho compromiso público y notorio, te evalúen (heterobservación).
  3. QUE LO QUE TE PROPONGAS SEA ALGO POSIBLE Y TE PERMITA TENER ALGÚN ÉXITO PRONTO. Así te acercarás al éxito final de manera gradual, pero no hagas excepción alguna hasta que el nuevo hábito forme parte de ti totalmente.
  4. MÁRCATE UN LÍMITE MÁXIMO DE TIEMPO, CONTRÓLATE A TIEMPOS PARCIALES y observa a qué ritmo y con qué eficacia te acercas al objetivo. Aprovecha cualquier ocasión para aplicar las resoluciones tomadas y sigue cualquier motivación que vaya orientada en el sentido del hábito que deseas adquirir.
  5. DEBES SER MUY CONSCIENTE DE QUE TÚ ERES EL/LA ÚNICO/A RESPONSABLE; no “eches balones fuera”, ni culpes a los demás. Aprender a depender por completo de ti mismo y no hagas concesiones ni excepciones hasta lograr la “voluntad constituida”.
  6. SÉ PREVISOR/A, SENSATO/A Y PRÁCTICO/A. Vuelve a tus experiencias del pasado y averigua cómo, cuÁndo y por qué se vinieron abajo tus buenos propósitos.
  7. PONTE COMO EJEMPLOS PERSONAS DE FUERTE VOLUNTAD. Acércate a alguien que te arrastre a ser responsable y decidido/A, y te contagie su voluntad.
  8. HAZ ALGO POR LA SIMPLE RAZÓN DE QUE NO TE GUSTA, algo que prefieras NO hacer. Así, cuando la circunstancia adversa o una tremenda dificultad ponga a prueba tu voluntad, estarás preparado/a, adiestrado/a y contarás con la fuerza suficiente para pasar a la acción, a pesar de los obstáculos, por insuperables que parezcan.
  9. RESUME EN UNA FRASE BREVE, PERO CLARA Y EXPRESIVA, EL COMPROMISO ADOPTADO. Escríbelo en una cartulina que pondrás en un sitio bien visible, y así lo mantendrás siempre vivo en tu memoria. ComprometERSE con la decisión tomada es no admitir más que el éxito.
  10. PRÉMIATE, FELICÍTATE Y DATE RECOMPENSAS PEQUEÑAS O INMEDIATAS por trabajos y actos de voluntad a corto plazo y de realización propia y recompensas mayores para objetivos más difíciles y a medio y largo plazo.

Fran Cintado

Profesor de EE.SS. (Intervención Sociocomunitaria). Monitor Nacional de Tenis. Psicólogo deportivo especializado en Tenis y Pádel. Especialista en Entrenamiento Mental en Escuelas Alta Competición Pádel. Editor del Blog de Adidas Pádel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *