PREPARANDO LA TEMPORADA DE PÁDEL

Cuando te preparas para afrontar un torneo específico puedes conceptualizar tu entrenamiento dentro de estas tres fases: fase de preparación, fase de competición y fase de transición o recuperación. Si logras planificar y preparar tu entrenamiento con estos tres elementos en tu mente lograrás desarrollar un programa de entrenamiento mucho más efectivo.

Al principio de tu programa de entrenamiento, o pretemporada, tienes que concentrarte en la adquisición de mejores recursos técnicos. Durante este periodo, no se tiene que prestar atención ninguna a ningún tipo de competición para maximizar el enfoque  de todos nuestros esfuerzos en el desarrollo de los citados recursos técnicos. Este incluye el conseguir el estado físico apropiado para poder afrontar toda la temporada de competición. Por ello, tanto el volumen de trabajo en la pista como el volumen entrenamiento físico debe ser el más alto del año durante la pretemporada. Un jugador está fresco durante este periodo y este nivel de frescura es necesario para pasar largas horas en la pista y en el gimnasio.

Durante la pretemporada quieres un acercamiento integral al desarrollo de tus aptitudes mentales y físicas. El entrenamiento físico debe ser una mezcla de ejercicios aeróbicos, anaeróbicos y de fuerza. Para maximizar la eficacia de esta fase, debes marcarte unos objetivos muy específicos en cada una de las áreas. Como siempre, los objetivos deben ser realistas y medibles. Después de conseguir los objetivos, estos deben ser revisados para un nivel superior.

 

 

Durante esta fase, debes prestar gran atención a mejorar tus aptitudes en las áreas que seas más débil. Este es el momento del año para experimentar nuevos golpes, estrategias de juego y convertirte en un jugador más versátil. Durante la fase de la pretemporada, tienes que mejorar tu capacidad mental experimentando nuevas técnicas para mejorar tu “mental game”.

Además, la frecuencia debe ser más alta en esta fase, pero con menor intensidad. La frecuencia debe ser de dos sesiones al día para un equipo o dos sesiones cada día del fin de semana como individual.

En la pretemporada, la sobrecarga de entrenamiento te ayudará a afianzar tus cambios. Sobrecargar es cuando un atleta realiza un alto volumen de entrenamiento con una intensidad de media a baja. De esta manera nos acostumbramos a realizar un esfuerzo físico superior al que nos exige una situación real de competición. Por ejemplo, los jugadores profesionales cuando se preparan para el WPT realizan sesiones de entrenamiento diarias. Este es el concepto de sobrecarga. Para preparar una competición futura el volumen de entrenamiento debe ser grande.

Según la pretemporada llega a su fin y la temporada de competición empieza, tu objetivo tiene que ser el pulido de las habilidades que has entrenado durante la pretemporada así como el entrenamiento específico para las condiciones de pistas que estarás preparando.

 

 

Yo recomiendo que durante tu programa regular de entrenamiento practiques los distintos golpes y las distintas estrategias de juego en relación a las diferentes condiciones de pistas. Esto te permitirá mantener tu juego físico durante toda la temporada.

Cuando estés preparando competiciones claves o importantes tendrás que trabajar, en esos específicos periodos, para maximizar tu actuación en estas competiciones.

Empieza por ordenar tu calendario de competición por su importancia del 1 al 5. Durante la temporada, preparando torneos específicos, un jugador necesita estar enfocado en las tres fases de una competición: preparación, competición, transición.

Para una competición que no signifique nada para ti le daremos un 1. Un evento de esta categoría no requiere una disminución en el entrenamiento. Esto puede referirse a un torneo local sin importancia, en el cual lo que vamos a hacer es entrenar como competir. Este tipo de torneo se dará en diversas ocasiones durante la temporada y no debe influir en tu esquema de entrenamiento.

 

 

Para tus torneos más importantes le daremos un valor de 5. Estos deben ser entre uno y tres de los más importantes del año en los cuales tú quieres estar en el momento más óptimo de tu juego. Este podría ser el Circuito Nacional de Menores de la FEP y  Competiciones de tu Federación. La preparación constará de una reducción del entrenamiento en volumen para asegurar que llegas al evento en plenitud física para dar tu máximo. Después del torneo necesitarías un periodo de descanso .

Durante la fase de reducción, preparando el torneo, se reducirá el número de partidos pero se aumentará la intensidad de las mismas. Además, la frecuencia puede ser de varias veces al día. Por ejemplo, mantener la intensidad significa usar tu rutina antes de lanzar el 100 por ciento de tus golpes, practicar golpeos específicos, practicar tu estrategia, elegir el material adecuado, la zona de juego y los ángulos necesarios para la condición de pista que te vas a encontrar en el torneo que estas preparando, etcétera.

Lo más importante, inmediatamente después de un torneo de nivel 1, es disminuir la frecuencia, volumen e intensidad del entrenamiento. Debes darte un periodo para recuperarte tanto física, emocional y psicológicamente.

Para los torneos restantes, los ordenarás del 2 al 4. Según aumenta su nivel, incrementará los niveles de preparación y recuperación.

 

 

_________

Adaptado de Joe Slowinski (Bowling This Month, enero de 2008).

Fran Cintado

Profesor de EE.SS. (Intervención Sociocomunitaria). Monitor Nacional de Tenis. Psicólogo deportivo especializado en Tenis y Pádel. Especialista en Entrenamiento Mental en Escuelas Alta Competición Pádel. Editor del Blog de Adidas Pádel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *