Dame tu mejor sonrisa…

 

Desde que nacemos, hay una emoción que nos acompaña toda nuestra vida: la sonrisa. Sonreír es sinónimo de sentirse bien, de estar “a gusto”. La “sonrisa biológica” de un bebé transmite serenidad, gratitud, felicidad…
Mi PRIMER RETO va a consistir en PROVOCAR UNA SONRISA A QUIEN SE CRUCE CONMIGO, EN LA CALLE, EN EL INSTITUTO, EN LA TIENDA… Porque, ciertamente, en la sociedad agitada, veloz y materialista donde nos encontramos la “sonrisa” es una especie en extinción. Me propongo intentar que no se extinga, dar la oportunidad de sonreir y tener “un momento feliz”, que nos recuerde que la vida está para disfrutarla con una linda y gran sonrisa.

 

 

¿A que has sonreído?…

 

(C) Fran Cintado

 

 

2 comentarios:

  1. Resulta divertido observar que la gente pequeña y la gente muy mayor tienen mayor disposición para sonreir. La juventud echa relajo pero no sonríe sino quechaxe alarde de escandalizar como firma de reirse de lo que le sucede a sus compañeros en son de mofarse. La gente azulta siempre anda seria debido a sus preocupaciones cotidianas y cual olla de presión estan listas a estallar en ira. Cuesta mas trabajo hacerles sonreir. Si saludas cpn cortesía y tienes suerte te devuelven el saludo, caso contrario, te ignoran. Quiza piensan que les estas flirteando o molestando. Endurecen mas su rostro. Otros, como el mio propio, parece cara de sargento: serio por naturaleza.

  2. content://media/external/file/51315
    Como se ve

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *